Efectos Sanadores del Essiac y sus Beneficios

Los indios canadienses crearon ésta receta ancestral, con la fórmula ideal para que tuviera los siguientes efectos sobre el organismo humano y animal:

- Potente antioxidante.

- Regenera y fortalece todo tipo de tejidos.

- Refuerza el sistema inmunológico.

- Desintoxica el organismo a través la sangre y la linfa,  limpiando las glándulas, el hígado, la vesícula y los riñones.

- Aumenta el nivel de energía y el buen humor.

- Ayuda en los problemas de salud de los siguientes tipos:  tumorales, degenerativas, crónicas y leves.

- Elimina grasas, parásitos, toxinas y metales pesados del organismo.

- Descongestiona.

- Atenúa las secuelas producidas por radiaciones como quimio o radioterapia. No hay inconveniente de tomarlo mientras se está siendo tratado con quimioterapia o radioterapia, es incluso recomendado, para que el organismo se refuerce y lleve mejor los tratamientos. Hemos comprobado en numerosas ocasiones que si ya está recibiendo quimioterapia, los efectos secundarios como la caída del cabello o las náuseas, cesan casi inmediatamente al comenzar a tomar Essiac. 

- Regula el colesterol y el azúcar en sangre.

- Antiinflamatorio y analgésico.
- Puede aumentar el apetito cuando hay casos de nutrición y alimentación inadecuada.

- Es ligeramente diurético y laxante.

Beneficios Reportados

Un buen número de libros bien referenciados y documentados han sido escritos sobre Essiac. Esta lista ha sido extraída del librito de James Percival: The Essiac Handbook.

 

Los autores reportan los siguientes principios activos terapéuticos de este remedio ancestral:

1- Previene la creación de depósitos adiposos en paredes arteriales, en corazón, riñones e hígado (colesterol, tensión alta, sobrepeso).

2- Regula los niveles del colesterol ya que transforma el azúcar y las grasas en energía (colesterol, diabetes).

3- Destruye los parásitos del sistema digestivo y en el resto del cuerpo (estreñimiento, contagios).

4- Contrarresta los efectos del aluminio, el plomo y envenenamiento por mercurio (desintoxica y purifica).

5- Fortalece y tensa los músculos, órganos y tejidos.

6- Hace fuertes y flexibles los huesos, ligamentos conectivos, pulmones y  membranas para que sean menos vulnerables al estrés y sus estragos (osteoporosis, artritis, asma, cansancio, poca flexibilidad).

7- Nutre y estimula el cerebro y el sistema nervioso (alzheimer, parkinson, falta de memoria, de sueño).

8- Promueve la absorción de fluidos en los tejidos (edemas, inflamaciones, infecciones, mala circulación).

9- Remueve las acumulaciones tóxicas en la grasa, linfa, médula ósea, vejiga y conductos alimenticios (toxinas, metales, residuos del propio organismo).

10- Neutraliza los ácidos, absorbe y elimina las toxinas en los intestinos (desintoxicación, úlcera).

11- Limpia los canales respiratorios disolviendo y expulsando la mucosidad (gripe, anginas, faringitis).

12- Libera al hígado de su carga tóxica, convirtiendo toxinas grasas en sustancias solubles en agua, que de ese modo pueden ser fácilmente eliminadas por los riñones (limpieza hepática, vivir sano).

13- Asiste al hígado en la producción de lecitina, la cual forma parte de la vaina de mielina, una lipoproteína de color blanca que envuelve las fibras nerviosas (alzheimer,enfermedades nerviosas y mentales).

14- Reduce y elimina los depósitos de metales pesados en los tejidos (aquellos que rodean las articulaciones, especialmente) para reducir la inflamación y  rigidez (artritis, artrosis, gota).

15- Mejora la función del páncreas y el bazo por medio del incremento de la  efectividad de la insulina (diabetes).

16- Purifica la sangre (salud y felicidad).

17- Incrementa la producción de células rojas y las previene de rupturas (anemia).

18- Incrementa la habilidad del cuerpo de utilizar oxígeno por medio del  aumento del nivel de oxígeno del tejido celular (antioxidante, rejuvenecimiento).

19- Mantiene y regula el equilibrio entre potasio y sodio en el cuerpo, nutre y limpia las células (claridad mental, concentración, inteligencia).

20- Convierte la sustancias cristalinas venenosas de calcio y potasio en sustancias inofensivas haciéndolas solubles en la orina. Regula la cantidad de ácido oxálico distribuido a los riñones, esto reduce el riesgo de formación de  piedras en vejiga, tracto urinario y riñones (cólicos nefríticos).

21- Protege contra las toxinas entrantes en el cerebro (aturdimiento, pesadez).

22- Protege al cuerpo de radiaciones de rayos X.

23- Calma el dolor, aumenta el apetito y provee más energía y sensación de bienestar (itis y algias, cáncer).

24- Acelera la curación de heridas regenerando el área dañada (plaquetas).

25- Incrementa la producción de anticuerpos como linfocitos y células T en la glándula timo, la defensa de nuestro sistema inmunitario (sida).

26- Inhibe y destruye quistes benignos y tumores (cáncer).